Servicio en  Control de Legionella.

La legionella es una bacteria responsable de una neumonía conocida en al año 1976. El hábitat natural de la Legionella son los lugares con agua, como lagos y riachuelos, llegando a invadir depósitos de agua de construcción artificial, como sistemas de agua potable, sistemas de refrigeración, piscinas y otros tipos de suministro de agua de uso humano.

La Legionella crece en agua a temperaturas comprendidas entre 20 °C y 50 °C, con un desarrollo óptimo entre 35 °C y 45 °C. Por debajo de los 20 °C permanece latente, sin multiplicarse, y no sobrevive por encima de los 70 °C.

Según RD 865/2003 deberán ser tratados los siguientes sistemas:

  • Circuitos de distribución de agua caliente sanitaria (grifos, cabezales de ducha, sifones, tramos ciegos, etc.).
  • Sistemas de climatización y torres de refrigeración.
  • Aguas termales de centros de rehabilitación y recreo.
  • Fuentes decorativas.