Servicio en  Control Integral de Plagas.

El control integrado de plagas (CIP) consiste en la aplicación racional de una combinación de medidas biológicas, biotecnológicas junto con métodos fiscos, químicos,  limitando este último al mínimo necesario para mantener la población de la plaga controlada siguiendo criterios de máxima eficacia y mínima toxicidad. Fomentamos la utilización de elementos biológicos y naturales.  Registrados en Sanidad ambiental RD 830/2010.

Desinsectación.

Técnica empleada para el control de artrópodos (insectos, arácnidos y crustáceos) afectando a su ciclo biológico. Utilizamos diferentes medidas físicas, biológicas y químicas si procedieran estas últimas. Utilización de  equipos profesionales de nebulización, atomización, fumigación y pulverización.

Desratización

Conjunto de técnicas que se emplean para el control de roedores en este caso ratas y ratones. Estas técnicas pueden ser físicas, químicas o mecánicas, siempre teniendo en cuenta la prevención, vigilancia y control.